¿Que tienen en común la nanotecnología, el envejecimiento poblacional, y la elección vocacional?

in Blog on Agosto 08, 2016

Autor: Federico Sebastian Heredia Espinoza


El 29 del mes pasado visité la exhibición de nanotecnología en uno de los íconos de Tokio. El Big Sight es un edificio con una arquitectura impresionante. Al entrar, te da la impresión que estás embarcándote en una nave espacial de cemento.

Varios países pioneros en nanotecnología hicieron gala de cuan grande su visión del futuro puede ser pensando en escalas “nano-minúsculas”. No me sorprendió la presencia de Alemania, Canada, EE.UU, y Japón, entre otros del club de los desarrollados. Rusia, del club BRIC, no quiso estar ausente. Sí me llamó la atención el stand de Irán, o en todo caso, de un representante- emprendedor (graduado de una universidad japonesa) del país conocido más por sus ambiciones en otro rubro.

Al recorrer los pasillos, esporádicamente volvió a mí la reflexión del hecho que es otra de esas cosas más que se están trasladando del mundo de los escritos de los futurólogos al de la realidad en frente de mis propios ojos, y una realidad que sin duda va a competir con los recursos naturales de los países que por los siglos de los siglos se han fiado solamente en las bondades de la madre tierra – Por allí lo han llamado la maldición de los recursos naturales, pero en realidad, siempre me he inclinado por llamarle la bendición, siempre y cuanto sea de verdad una palanca al desarrollo más que una plataforma para descansar en los laureles y/o caja no tan chica de los políticos de turno.

Me detuve varios minutos observando la tela de nanofibra (Nanofiber Thick Sheet) y las derivaciones del grafeno, y no pude evitar pensar en cuánto menos materias primas de las tantas que países como el Perú proveen se dejarían (o dejarán para ser más exacto) de adquirir cuando estos productos alcancen la tan deseada escala comercial, con precios muy competitivos.


Tela de nanofibra

Por otro lado, no obstante que ya había escuchado de la existencia de tecnologías nano para el tratamiento del agua, me llenó de ilusión atestiguar las posibilidades para el mundo sediento del líquido elemento. También mi paladar quedó contento con el chocolate impreso en 3D.


Chocolate (comestible)impreso en 3D

Hasta aquí un super resumen del evento. En realidad no es mi intención hacer un reporte tipo periodístico. Mi interés es conectar los puntos para que la respuesta a la pregunta del título sea revelada. Algunas tendencias mundiales confluyen y tienen influencia directa e indirecta en el empleo. Dos de ellas son el envejecimiento poblacional (agudo en Japón, y ya sintiéndose en otros países, como Alemania) y la guerra global por los talentos.


Haber trabajado en la Asociación Asiática para la Población y el Desarrollo (APDA por sus siglas en inglés) me dio una posición privilegiada para enterarme de primera mano que el control natalicio en varios países ha pasado el límite y los ha puesto (a Japón junto a otros países desarrollados, sin que algunos países de América Latina se libren del todo) en una carrera contra el tiempo para poder recuperar una tasa de nacimiento que permita darle de nuevo una forma piramidal a su estructura poblacional (ver nota 1).

¿Qué tiene que ver todo lo anterior con los países en desarrollo como Perú? O Para ponerlo en términos más concretos ¿Qué relación tiene con la elección de carrera en estos países?

Espero que la siguiente cita, del caso alemán, valga más que varios párrafos de explicación: “El cambio demográfico y la creciente competencia global por las mentes más brillantes están haciendo difícil atraer científicos altamente calificados, lo cual representa un creciente serio riesgo para la ciencia y la industrial en Alemania (2 – las negritas son mías).

Hay una historia muy parecida para Japón, otros de los países que también se están moviendo hacia una economía con empleos que cada vez más absorben a aquellos con calificaciones avanzadas en ramas específicas. Pero, debido al ritmo demográfico actual, se complica más la tarea de encontrar en casa suficientes cabezas.

Solo para la nanotecnología, al 2013, Alemania ya había creado alrededor de 70,000 puestos de trabajo, 10% en el sector pequeñas y medianas empresas. Puede parecer una cifra risible para la cantidad de futuros profesionales en el planeta, a quienes se cuenta en millones. La perspectiva cambia si vamos adicionándolo a las carencias en otras áreas como el de Big Data.

Si tienes orientación por una carrera del área CTIM – ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (en inglés STEM), no te desanimes que por ejemplo en Perú biología todavía no es una carrera promisoria (aunque la cosa va cambiando para las ingenierías). A estas alturas, con tanto ruido político y pocas nueces en innovación y ciencia, pese al esfuerzo de CONCYTEC, no es fácil decir cuán rápido en Perú se pondrá a la ciencia en el altar que le corresponde. Sin embargo, hay serios indicadores que, si se da la combinación adecuada de factores, puedes entrar al radar (o forzar tu entrada) de la caza de capital humano, en caso pertenezcas a un área que es parte de las tendencias que estoy describiendo gradualmente (ver el caso de "Teresa").

Solo en el supuesto que no haya sido revelada con claridad de agua de puquial, oportunidad es la respuesta: la oportunidad de formarse con una mentalidad de trabajador globalizado y estar preparado para cuando la ola global toque tu puerta.

Notas:

1. Para los no familiarizados, bastará insertar en Wikipedia la frase pirámide poblacional, con la salvedad que precisamente la pirámide ya no es tal en varios países. Una forma piramidal significa que cuanto más joven la población, su tasa de participación, como porcentaje de la población total, es mayor. Quienes quieran explorar más estos temas pueden revisar los documentos del APDA (Asian Population development Association) o el de las Naciones Unidades Para la Población y el Desarrollo

2. Documento consultado: Nano.De – Report 2013, Federal Ministry of Education and Research, Germany, en especial páginas 3 y 97 – original en ingles.

Creado por nuestro miembro de Apeja: Federico Sebastian Heredia Espinoza
Publicado por: Cesar Antonio Diez Pachas

Fuente original: Linkedin